PROGRAMA DE ESTIMULACIÓN INFANTIL (PEI)

Descripción del Programa

Preguntas Frecuentes

El Programa de Estimulación Infantil (PEI) aporta a la adquisición de destrezas adecuadas según la etapa de desarrollo y madurez de los niños, razón por la cual, dicho proceso es apoyado por profesionales con amplio conocimiento en las diferentes esferas del desarrollo.

Este programa permite a los bebés agilizar su respuesta a los estímulos y usar de manera correcta la información que recibe del medio, haciendo uso del potencial de sus funciones cerebrales; de esta manera, los niños acceden a diversos ambientes que les permiten nutrir el potencial de sus funciones y habilidades para adaptarse al entorno.

En San Ángel somos conscientes que los estímulos o la información que reciben los niños en estos primeros meses de vida deben estar de acuerdo con las posibilidades o estadios de su desarrollo, por eso, nuestro programa se ajusta a cada etapa de madurez y desarrollo del bebé.

  1. ¿Para quién está diseñado el programa? Para bebés de 3 a 24 meses.
  2. ¿Qué días funciona? De Lunes a Sábado.
  3. ¿En qué horario? Puedes programar tu visita de lunes a viernes de 8:00 am. a 5:00 pm. y los sábados de 8:00 am. a 12:00 m. 
  4. ¿Todo el año? Desde la segunda semana de Enero hasta la segunda semana de Diciembre
  5. ¿Cómo está compuesto el programa? Son paquetes de 12 sesiones, en cada visita se toma una sesión de terapia ocupacional y una de fonoaudiología.
  6. ¿Puedo participar en el programa de estimulación de mi bebé? Claro que sí, uno de los padres puede acceder con el bebé en cada visita y ser parte activa de las sesiones.
  7. ¿Puedo aportar realizando algunas actividades de estimulación en casa? Por supuesto, recibirás consejos de parte de nuestros profesionales para que el programa se complemente en casa.

Desarrollo Esperado Por Etapas

De 1 a 6 meses

Tu bebé intentará dominar su cuerpo, al cumplir los 6 meses girará su cabeza, podrá girar sobre sí mismo y logrará sentarse con algún soporte. Su carita se iluminará con sus primeras sonrisas y podrá realizar contacto visual, así como seguirá objetos y personas con su mirada. Reaccionará a sonidos e intentará comunicarse con sus balbuceos. Su sonrisa, su mirada, sus gritos y su llanto tendrán la intención de comunicarse.

De 6 a 12 meses

Tu bebé podrá sentarse, arrastrarse, gatear y dar pasos con la ayuda de un adulto. Podrá coordinar el ver y el agarrar con sus manos perfectamente, comenzará a reconocer su imagen corporal en un espejo. Tendrá dominio sobre diferentes posiciones de su cuerpo como acostarse, sentarse y pararse. Ya dirá sus primeras palabras y su comunicación en general será mucho más completa.

De 12 a 18 meses

Tu hijo estará en plena exploración y focalizará sus esfuerzos en perfeccionar su caminar hasta que se sienta seguro y estable. Podrá correr, patear y curiosear en rincones y cajones. Intentará mejorar su lenguaje por lo que mezclará palabras con parloteo y se sentirá frustrado cuando los demás no comprendan sus deseos y necesidades. Intentará hacer solo algunas tareas cotidianas, como peinarse.

De 18 a 24 meses

Tu hijo estará muy activo e intentará hacer cosas en su exploración diaria que le permitan trepar, saltar, hacer equilibrio y correr. Podrá nombrar personas, animales y objetos e intentará construir frases un poco más complejas. Estará preparado para afrontar el aprendizaje de controlar sus esfínteres. Así como comenzará a desarrollar su individualidad, por lo que algunas veces no será amable con algunos niños u otras personas.

Estimulación En Cifras

1 %

Es la probabilidad de que tu hijo tenga un desarrollo comunicativo y lingüístico normal durante su niñez, si accede a un programa de estimulación en sus primeros meses de vida.

1 '

De juego al día son suficientes para que tu hijo desarrolle miles de conexiones cerebrales. Cada estímulo genera una reacción y con ella un sinnúmero de nuevos caminos para sus formas de pensamiento.

1 %

Del crecimiento del cerebro, ocurre en los primeros años de edad, así como empiezan a consolidarse, mediante la estimulación, las funciones y habilidades fundamentales para el desarrollo.